hombresigualdadaragon@gmail.com

Concentración contra la Violencia de Género .

Concentración contra la Violencia de Género .
Plaza de España 19h. Primeros martes de cada mes

Novedades y Convocatorias

* Miércoles 8 de Marzo, Día Internacional de las Mujeres. Manifa y muchos actos.

*Zaragoza (y otros lugares) se convocan concentraciones de apoyo a la acampada en Puerta del Sol contra la violencia machista (Sábado 25F, 11 h en Pza Pilar)

* Viernes 25 de Noviembre: Día Internacional contra la Violencia de Género: Numerosos actos y manifestación.

lunes, 29 de febrero de 2016

Debate sobre Neomachismo en HxI Aragón


EL NEOMACHISMO COMO PARADIGMA MODERNO
El neomachismo es el machismo tradicional modernizado bajo una apariencia de defensa de dos principios, la defensa de la igualdad y la neutralidad ante los dos sexos, y ello presentado no como una opinión sino como un pensamiento científico o cuando menos profesional y con una gran apelación a datos estadísticos manipulados.

1 Igualdad
A diferencia del machismo tradicional ellos ahora defienden algo políticamente correcto: la “igualdad”, pero desde un punto de vista teórico que mantenga la situación anterior.
Veamos algunas de sus afirmaciones:
A “La igualdad ya se ha conseguido”.
- ¡Ojala fuera verdad! Pero la realidad es que aunque se ha avanzado mucho en la legislación y algo en los hábitos sociales datos como, por ejemplo,  el  reparto de las tareas domesticas (80/20) y las diferencias salariales (un 23,9 % menos cobran las mujeres) nos indican que aun no se ha conseguido.
B “Todos somos iguales ante la ley”.
- Como bien dice el preámbulo de la Ley 3/2007 “El pleno reconocimiento de la igualdad formal ante la ley, aun habiendo comportado, sin duda, un paso decisivo, ha resultado ser insuficiente. La violencia de género, la discriminación salarial, la discriminación en las pensiones de viudedad, el mayor desempleo femenino, la todavía escasa presencia de las mujeres en puestos de responsabilidad política, social, cultural y económica, o los problemas de conciliación entre la vida personal, laboral y familiar muestran cómo la igualdad plena, efectiva, entre mujeres y hombres, aquella «perfecta igualdad que no admitiera poder ni privilegio para unos ni incapacidad para otros», en palabras escritas por John Stuart Mill hace casi 140 años, es todavía hoy una tarea pendiente”.
C “No deben existir medidas de acción positiva a favor de la mujer porque va contra la igualdad”.
- Se olvidan de que el  principio de igualdad no excluye la existencia de diferenciaciones entre dos o más personas o situaciones sino que, lo que realmente prohíbe, son aquellas que se basan en distinciones de carácter arbitrario. Las diferencias de trato se permiten cuando los supuestos son desiguales y cuando la distinción obedece a un criterio de necesidad y se cumple con ciertos requisitos como la idoneidad y proporcionalidad.
- Por ello nuestra Constitución en su artículo 9.2 posibilita las acciones positivas al establecer que “corresponde a los poderes públicos promover las condiciones para que la libertad y la igualdad del individuo y de los grupos en que se integra sean reales y efectivas; remover los obstáculos que impidan o dificulten su plenitud y facilitar la participación de todos los ciudadanos en la vida política, económica, cultural y social”.
- Nuestro Tribunal Constitucional  ha afirmado reiteradamente la necesidad de establecer un “derecho desigual igualatorio”, es decir, la adopción de medidas reequilibradoras de situaciones sociales discriminatorias preexistentes para lograr una sustancial y efectiva equiparación entre las mujeres y los hombres. Así, por ejemplo, en la sentencia  2/1993, de 14 de enero, el TC expresó que  “en la perspectiva del artículo 9.2 de la Constitución, de promoción de las condiciones de igualdad, no se considera discriminatorio que, a fin de promover una real y efectiva equiparación de la mujer con el hombre, se adopten ciertas medidas de acción positiva en beneficio de la mujer”.

2. Neutralidad ante los dos sexos.
El neomachismo ya ha aprendido que el ataque burdo contra las mujeres no vende más que entre los maltratadores. Por eso ellos defienden los derechos de los dos sexos por igual.
Sigamos viendo algunas de sus afirmaciones
D “La violencia no tiene género”.
- Es falso la violencia no tiene sexo pero si tiene genero. Los dos sexos recurrimos en ocasiones a la violencia pero culturalmente (que es a lo que se refiere la palabra género utilizada en este contexto) nuestra sociedad  minimiza y justifica la violencia del hombre sobre la mujer (“a la mujer palo, mucho palo, que si tú no sabes porque ella si lo sabe”), considera a esta propiedad del primero (“la mate porque era mia”) e incluso llega a responsabilizar a la propia víctima antes de golpearla o matarla (“me provocas”). Por contra ninguna de estas frases en boca de una mujer está respaldada socialmente.
E. “Ni machismo ni feminismo, igualdad real”.
- Con lo último, lo de la igualdad real, estamos todos de acuerdo. La falsedad está en la primera parte que busca el igualar dos conceptos diferentes.  Según la Real Academia Española, el machismo es "la actitud de prepotencia de los varones sobre las mujeres" y el feminismo es "un movimiento que exige para las mujeres iguales derechos que para los hombres".
F. “La custodia, en los casos de separación, debe ser compartida”.
- ¿Quién puede oponerse a que las hijas e hijos sean educados por ambos padres? Pero es curioso que eso no se ejercite por muchos hombres mientras dura la pareja y si lo reivindiquen cuando esta se rompe. Pero al igual que el antiguo eslogan sobre la tierra, “la custodia para el que se la trabaja” previamente, sea la madre o el padre. Porque esto es lo más conveniente para el bien jurídico a tutelar que es que, la ruptura de la pareja, afecte lo menos posible a los hijos. Imponer por ley a los jueces que sobre ese objetivo prime la ideología de repartir al niño o niña haciéndole cambiar de hogar 20, 50 e incluso más de 100 veces al año es aberrante y revela lo poco que se le tiene en cuenta. ¡Si Salomón levantara la cabeza…! (Algunos mal pensados creemos que lo que hay detrás es sencillamente la negativa a dejar el usufructo del piso familiar al cónyuge que se quede con la custodia diaria).

3 Y ello lo presenta el neomachismo no  como una opinión sino como  un pensamiento científico o, cuando menos, profesional

G Su gran aporte científico es el SAP (Síndrome de Aleación Parental).
- El SAP es un término para hacer referencia a la manipulación por parte de un progenitor de los hijos e hijas para enfrentarlos al otro, normalmente se atribuye dicha acción a la madre. Con ello, se consigue el cambio de custodia en un proceso de divorcio en base a que ella (siempre es ella en los juicios) "lava el cerebro" de su hijo con el objetivo de destruir los vínculos con su padre.  Pero el pequeño problema es que el SAP no está reconocido en el DSM V (Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales de la American Psychiatric Association) ni lo ha estado nunca ni tampoco por la Organización Mundial de la Salud.
- Por otra parte la realidad es que, según la macroencuesta de 2011, un 73,4% de mujeres víctimas de violencia de género salen de ella a través de la separación “amistosa”, sin interponer denuncia ni hacer uso de sus  “malas artes” como el SAP.
- La verdad es que el SAP tiene otro objetivo y es evitar que nos preguntemos por las verdaderas causas para que los hijos muestren ese rechazo que, en muchos casos, son la violencia que han vivido en el hogar.
H El neomachismo invoca a su favor la opinión de los expertos.
- Profesionales como algún juez que hace afirmaciones como esta sobre las cifras de hombres muertos por agresiones de sus cónyuges: “no busquen en los organismos oficiales, porque de esto no interesa informar”. Parece que no se ha molestado en leer el informe anual de su Consejo General del Poder Judicial recogiendo tanto los datos de violencia de género como los de domestica desde su propio título. http://www.poderjudicial.es/cgpj/es/Temas/Violencia-domestica-y-de-genero/Actividad-del-Observatorio/Informes-de-violencia-domestica/Informe-sobre-victimas-mortales-de-la-Violencia-de-Genero-y-de-la-Violencia-Domestica-en-el-ambito-de-la-pareja-o-ex-pareja-en-2013

4Una apelación a estadísticas manipuladas como forma de demostrar que se ocultan realidades perjudiciales para las mujeres.
I “La estadística demuestra que muchas denuncias de las mujeres son  falsas.”
- En realidad  solo representan el 0,01% del total, según la Fiscalía General del Estado.
-  La acusación y denuncia falsas es un delito tipificado en el artículo 456 del Código Penal como “Los que, con conocimiento de su falsedad o temerario desprecio hacia la verdad, imputaren a alguna persona hechos que, de ser ciertos, constituirían infracción penal” Y obliga al juez que haya juzgado la falsa denuncia a “proceder de oficio contra el denunciante o acusador siempre que de la causa principal resulten indicios bastantes de la falsedad de la imputación, sin perjuicio de que el hecho pueda también perseguirse previa denuncia del ofendido.”
Los neomachistas utilizan ese término jurídico de denuncia falsa pero crean su propia estadística falsa al incluir en el todo juicio que no haya acabado en condena, es decir  incluyen como denuncia falsa todas aquellas en que el juicio  se haya sobreseído o absuelto al hombre lo que, normalmente, es por falta de pruebas o porque la víctima no se atreve a mantener ante el juez la acusación por miedo, pena o por un falso intento de no perjudicar a los hijos e hijas

J Las estadísticas oficiales falsean la realidad al ocultar los hombres muertos a manos de sus parejas o exparejas.
La violencia de género esta también definida. Eduardo Ramón Ribas, profesor titular de Derecho Penal de la Universitat de les Illes Balears, realiza el siguiente resumen: “El artículo 1 de la LO 1/2004 contra la Violencia de Género, define la violencia de género exigiendo que el sujeto que la práctica sea un hombre, una mujer quien la sufre y que entre ambos exista, o haya existido, una relación de afectividad. Además, la violencia debe ser manifestación de la discriminación, la situación de desigualdad y las relaciones de poder de los hombres sobre las mujeres. La Ley especifica, por tanto, la violencia que pretender erradicar: no es suficiente el ejercicio de violencia; ésta debe adjetivarse efectivamente como de género. Es irrelevante, en cambio, su forma de expresión (física o psicológica)”
Por el contrario la violencia domestica está definida en el 173.2 del Código Penal, como “El que habitualmente ejerza violencia física o psíquica sobre quien sea o haya sido su cónyuge o sobre persona que esté o haya estado ligada a él por una análoga relación de afectividad aun sin convivencia, o sobre los descendientes, ascendientes o hermanos por naturaleza, adopción o afinidad, propios o del cónyuge o conviviente, o sobre los menores o personas con discapacidad necesitadas de especial protección que con él convivan o que se hallen sujetos a la potestad, tutela, curatela, acogimiento o guarda de hecho del cónyuge o conviviente, o sobre persona amparada en cualquier otra relación por la que se encuentre integrada en el núcleo de su convivencia familiar”
Los neomachistas falsean la estadística al contabilizar como víctimas de género no protegidas a todos  los varones asesinados dentro de la violencia doméstica con independencia de quién es el autor y de quien es la victima 

5.  EL NEOMACHISMO COMO PENSAMIENTO HEGEMÓNICO
Pese a las falacias de sus argumentos el neomachismo, como todo paradigma falso nacido del poder, ha conseguido predeterminar tres acciones de que hablábamos al principio: lo que se debe observar; el tipo de preguntas que se supone hay que formular y cómo deben interpretarse los resultados
De esos éxitos sociales se destacan cuatro:

- los cambios legislativos hacia la custodia compartida automática y  casi obligatoria en alguna autonomía como Aragón, ello supone que ya no prima el interés del hij@ como valor a proteger sino que el foco de lo que se debe contemplar es el derecho de los padres a la educación de sus hijos en igualdad;
- una opinión pública que cree que hay muchas denuncias falsas de mujeres que piden la protección o la separación aunque para ello haya que falsear los datos;
- y la importancia de los asesinatos domésticos de hombres a manos de sus mujeres o compañeras sentimentales, imponiendo como central  una pregunta  que es muy colateral como veremos, en el otro documento, con los datos de varones fallecidos por causas externas.  El neomachismo, al enfocar el problema de las muertes violentas de los hombres en los 6 casos anuales a manos de sus parejas, está creando un velo sobre el hecho de que unos 4.000 hombres murieron el año 2012violentamente en España la en manos de hombres (ellos mismos en caso de suicidio)
Y, en cuarto lugar, como poco a poco va infiltrándose en algunos minipartidos que cogen sus slogans.

 

No hay comentarios: