hombresigualdadaragon@gmail.com

Concentración contra la Violencia de Género .

Concentración contra la Violencia de Género .
Plaza de España 19h. Primeros martes de cada mes

Novedades y Convocatorias

* Miércoles 8 de Marzo, Día Internacional de las Mujeres. Manifa y muchos actos.

*Zaragoza (y otros lugares) se convocan concentraciones de apoyo a la acampada en Puerta del Sol contra la violencia machista (Sábado 25F, 11 h en Pza Pilar)

* Viernes 25 de Noviembre: Día Internacional contra la Violencia de Género: Numerosos actos y manifestación.

jueves, 11 de septiembre de 2008

La importancia de desagregar los datos estadísticos


Aunque puede parecer una obviedad para muchas personas, es necesario recordar que sexo y género no son conceptos equivalentes.

Mientras que la diferenciación por sexo posibilita identificar dónde están, en qué cuantía y que hacen las mujeres y qué los hombres, atendiendo exclusivamente a sus características biológicas; el análisis desde una perspectiva de género significa valorar cómo inciden en los comportamientos los diferentes papeles y expectativas que la sociedad tiene respecto a los hombres y a las mujeres. Algo fundamental para poder detectar si existen situaciones que afectan de manera diferente a hombres y a mujeres es que la recogida y tratamiento informático de la información se realice desagregando los datos según la variable sexo y otros condicionantes socioeconómicos.

La necesidad de desagregar los datos por sexo, es algo ampliamente consensuado desde la 1ª Conferencia mundial de la Mujer celebrada en Méjico en 1975 hasta la actualidad. En 1985, la 3ª Conferencia Mundial de las Mujeres, celebrada en Nairobi, definió 39 indicadores claves para identificar la situación y condiciones de vida de las mujeres en el mundo; entre ellos, el de igualdad (derechos, medidas jurídicas, etc), desarrollo (empleo, salud, educación, comercio, ciencia y tecnología, comunicaciones, vivienda, tansporte, energía, medioambiente y servicios sociales), situaciones de especial gravedad (pobreza femenina,etc) y violencia de género (denuncias por malos tratos, prostitución, etc)

En España, las administraciones e instituciones públicas han ido incorporado progresivamente las directrices de los organismos internacionales; de hecho, la Ley de Igualdad (Ley 3/2007)recoge en el artículo 20 la necesidad de adecuar las estadísticas y estudios, explicitando dos aspectos fundamentales que corresponden a los poderes públicos:

El primero es el de la desagregación por sexos de toda la información referida a personas. “Los poderes públicos deberán incluir sistemáticamente la variable sexo en las estadísticas, encuestas y recogida de datos que lleven a cabo”. Afortunadamente esto no es demasiado difícil, dadas las enormes posibilidades que nos ofrece el desarrollo tecnológico para el almacenamiento y tratamiento de la información; aún así representa en gran medida uno de los principales problemaa a resolver, ya que requiere la revisión de cuestionarios, formularios, bases de datos y programas informáticos que se están utilizando y que necesariamente han de ser modificados.

El segundo se refiere a la necesidad de elaborar nuevos “indicadores que que posibiliten un mejor conocimiento de las diferencias en los valores, roles, situaciones, condiciones, aspiraciones y necesidades de mujeres y hombres, su manifestación e interacción en la realidad que se vaya a analizar”. Los Indicadores de Género son imprescindibles para orientar la actuación política y técnica a la consecución de la igualdad, ya que atienden a la necesidad de hacer visibles desigualdades hasta ahora ocultas, así como para el seguimiento y evaluación de la eficencia de las políticas públicas en la satisfación de las necesidades de la ciudadanía.

No hay comentarios: